perro-salvaje-africano

Perro salvaje africano (Lycaon pictus)

El perro salvaje africano (Lycaon pictus) es un animal carnívoro de la familia de los cánidos con características especiales. Está en peligro de extinción porque una parte importante de su área de distribución geográfica ha desaparecido.

Según la UICN, existen aproximadamente 6000 adultos en 39 poblaciones, con 1400 ejemplares maduros.

La fragmentación del hábitat, los conflictos con el hombre y las enfermedades infecciosas han provocado el declive de la población.

Según estas estimaciones y la tendencia actual, cada población tiende a no tener más de 250 perros salvajes maduros.

HÁBITAT Y ÁREA DE DISTRIBUCIÓN

Antes estaba presente en toda el África subsahariana, desde el desierto hasta las montañas, con la excepción de las zonas más húmedas y el desierto más seco.

Ha desaparecido en gran parte de su área de distribución, incluyendo el norte y el oeste de África, donde está en peligro crítico, y su población en el centro y el noreste de África se ha reducido.

El sur de África (especialmente el norte de Botsuana, el oeste de Zimbabue, el este de Namibia y el oeste de Zambia) y la parte sur de África oriental siguen teniendo las poblaciones más numerosas (sobre todo en Tanzania y el norte de Mozambique). Se encuentra en praderas, sabanas y bosques abiertos y se ha extinguido o se extinguirá en varios países.

Los semidesiertos y las zonas montañosas al sur del desierto son sus hábitats típicos. Sabiendo esto, parece que, más que la destrucción del hábitat, las actividades humanas y la disponibilidad de presas han restringido en gran medida su distribución.

SUBPOBLACIONES

En diversas partes de su área de distribución geográfica, el perro salvaje africano presenta variaciones morfológicas y genéticas.

Por ello, la UICN distingue 39 subpoblaciones separadas por barreras geográficas, dos de las cuales están identificadas como en peligro crítico: Subpoblación del Norte (Argelia), en peligro crítico (CR).

Quedan unos 50 ejemplares maduros. Subpoblaciones del oeste En dos poblaciones quedan unos 70 adultos (15 ejemplares maduros).

Nombres comunes del perro salvaje africano

Se les conoce como: licaón, perro salvaje africano, lobo pintado, perro hiena y perro cazador de El Cabo.

CARACTERÍSTICAS

Es un miembro de la familia Canidae, pero de un género diferente al del perro doméstico (Canis lupus familiaris).

También es un género monoespecífico, lo que significa que sólo tiene una especie. Es el único cánido con cuatro dedos tanto en las patas delanteras como en las traseras, lo que lo distingue.

Pueden llegar a medir unos 75 cm de altura a la cruz, con una longitud entre la cabeza y el cuerpo que oscila entre 85 y 141 cm.

Su peso oscila entre los 18 y los 34 kilogramos.

Los machos son ligeramente más pesados que las hembras. Sus mandíbulas son sólidas y sus orejas son anchas y redondeadas.

EDAD: viven unos 10 años.

Lycaon pictus es su nombre científico, que significa «lobo pintado». Tiene un pelaje tricolor de manchas negras, blancas y de color óxido que se distribuyen uniformemente, excepto en la nariz y la garganta, donde predomina el negro, y en el extremo de la cola, que suele ser blanco.

Es extraño que tenga un pelaje fino en ciertas partes del cuerpo.

La identificación individual es más fácil ya que no hay dos perros salvajes que tengan el mismo patrón de manchas. Son criaturas nocturnas que emiten chillidos o gorjeos similares a los de los pájaros. Las orejas grandes y redondeadas son una adaptación fisiológica que les ayuda a oír bien y a mantenerse frescos en el desierto.

¿Qué come el Perro salvaje africano?

El impala (Aepyceros melampus), el kudú mayor (Tragelaphus strepsiceros), la gacela de Thomson (Eudorcas thomsonii) y el ñu son sus principales presas en muchas regiones (Connochaetes taurinus).

También pueden consumir animales más grandes, como antílopes eland (Tragelaphus oryx) y búfalos africanos (Syncerus caffer).

Los pequeños antílopes como el Dik-dik (Madoqua spp. ), el mapache común o steenbo (Raphicerus campestris) y el duiker (Raphicerus campestris) también son importantes en algunas zonas (Cephalophus sp.). También puede consumir huevos y caza pequeñas presas como liebres y lagartos.

LA VIDA EN LA MANADA

La manada, al igual que ocurre con los lobos, está dominada por una pareja dominante o alfa. La estructura social está muy marcada y cada individuo tiene una función. Es muy raro que haya agresiones entre los miembros de la manada, salvo en la época de celo.

En una manada los machos suelen estar emparentados al igual que las hembras, pero no están emparentados machos y hembras entre sí. (Los machos se suelen quedar en su manada y las hembras se van a formar otra). Las manadas suelen tener entre 2 y 27 perros.

Normalmente son las hembras las que abandonan el grupo para formar una manda nueva, y lo suele hacer a partir de los dos años y medio. De los machos, la mitad suele quedarse en su manada de nacimiento.

CAZA

Aunque se puede pensar que hay otros depredadores mejores cazadores, lo que parece ser es que tienen una de las mayores tasas de éxito en la caza (entre el 70 y 89 %). Además pueden cazar en grupos presas que superan los 250 kilos. Para conseguir a sus presas, caminan largas distancias, y usan la vista más que el olfato para encontrar a las presas.

La cacería comienza con una ceremonia de saludo que reúne a los miembros de la manada y les da energía para ir a cazar. Se entablan en juegos de lucha al mismo tiempo que hacen sonidos mientras se preparan para la caza.

Una vez en la cacería, se comunican entre sí a través de agudos sonidos chirriantes, o utilizan sus orejas para indicar en qué dirección van a ir. Saben cazar por relevos y bloquear posibles vías de escape de la presa, a la cual vencen porque la agotan.

Una vez que han capturado a su presa, comen rápidamente antes de que los competidores como las hienas, buitres o los leones se aproximen (un grupo de nueve perros salvajes puede comen 100 kilos de carne en tan sólo 15 minutos y en el momento, para evitar que les roben las presas). Al volver con la manada regurgitan comida para viejos, cachorros o jóvenes y adultos que se han quedado para cuidar a las crías.

REPRODUCCIÓN del Perro salvaje africano

Solo cría la pareja alfa de la manada como ocurre en los lobos, aunque luego toda la manada se encarga de cuidar a las crías; crían una vez al año. Una vez la hembra se ha quedado embarazada, dará a luz a los 60 – 80 días una media de diez crías, el mayor número de cualquier tipo de perro. Suelen nacer entre Marzo y Julio, aunque realmente pueden criar durante todo el año.

Estas nacerán en una madriguera (de oso hormiguero o cavidad similar) donde permanecerán con su madre las primeras tres o cuatro semanas. Una vez salgan al exterior empezará el cuidado por parte de los demás licaones. El destete se produce a las cinco semanas y dejan de ser dependientes entre los 16 y 24 meses.

Cuando los cachorros tienen edad suficiente para acompañar a cazar, se les da prioridad sobre la presa, inclusive los adultos dominantes ceden.

AMENAZAS del Perro salvaje africano

Durante el primer cuarto de siglo XX las personas desplegaron una campaña de exterminio (supuestamente conservacionistas) que les hizo prácticamente desaparecer de amplias regiones sudafricanas. Pero además, cuentan con más amenazas. Las principales son las que siguen:

1. Persecución directa por el ser humano:

a. Al entrar el hombre en el territorio de los animales, surge el conflicto. Estos desemboca en la matanza de licaones.
b. Ocasionalmente cazan ganado, lo que les ha convertido en enemigos de los ganaderos. Esto pasa por ejemplo con el lobo ibérico en España, como ejemplo de muchos otros. (Antes se pensaba que cazaban muchas más presas de las que necesitaban para comer, incluso se llegó a decir que donde habían muchos de estos animales pronto desaparecían los animales herbívoros como los antílopes, lo cual no es cierto; se les mataba indiscriminadamente pero esto solo produjo desequilibrio ecológico.)

2. La transformación y fragmentación de sus territorios

a. Una de las consecuencias es que los accidentes de tráfico se han convertido recientemente en una importante causa de mortalidad, más aún cuando las poblaciones son pequeñas y delicadas.
b. Su distribución está muy fragmentada, lo que quiere decir que hay poblaciones no comunicadas entre ellas.

3. La propagación de enfermedades infecciosas como la rabia, muchas veces transmitida por perros domésticos y asilvestrados.

4. Su tamaño relativamente pequeño los hace más vulnerables frente a sus depredadores naturales (leones, hienas, cocodrilos, leopardos…).

El que siempre hayan bajas densidades es un problema porque son más vulnerables a la extinción. Cualquier cosa que desestabilice a la población ya de por sí pequeña, la hará descender a números que pueden hacer a la población inviable para la supervivencia. Un brote de una enfermedad pueden no ser un problema en una población grande, pero sí en una pequeña. Se piensa que esto pasó con la población ya desaparecida en una zona del Serengueti.

MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

Se han desarrollado estrategias de conservación en todas las regiones de África, y algunos países ha integrado estas estrategias en sus propios planes de acción. Aunque cada estrategia regional fue desarrolladla por separado, todas tienen una estructura similar, comprendiendo objetivos como el de mejorar la coexistencia entre personas y licaones, fomentar la planificación del uso del suelo para mantener y expandir las poblaciones de perro salvaje, mejorar la capacidad de construir planes de conservación en cada país, mejorar la percepción pública de estos cánidos… estas estrategias se pueden ver en esta web: www.cheetahandwilddog.org.

Debido a que se mueven en zonas muy amplias, las zonas más efectivas para su protección deberían de ser de al menos 10000 km cuadrados. Así se prevendría el contacto con asentamientos humanos. Esto hace que sea difícil su protección en este sentido. Otra medida a tomar pues es la prevención a través de la educación para que las personas se conciencien de la situación.

Además de todo esto se necesita saber más de los licaones para hacer una conservación más efectiva. Algunas de las cosas que hay que estudiar mejor son el número dentro de cada población, o las características necesarias que tiene que tener un terreno para conectar dos poblaciones y que los licaones las usen.

CITES: No se le encuentra incluido.

TAXONOMÍA

  • Reino: ANIMALIA
  • Filo: CHORDATA
  • Clase: MAMMALIA
  • Orden: CARNIVORA
  • Familia: CANIDAE
  • Nombre científicoLycaon pictus
  • Autor de la especie: (Temminck, 1820)
  • Nombre común:
  • Inglés: African Wild Dog, Painted Hunting Dog, Cape Hunting Dog
    Francés: Cynhyene, Loup-peint, Lycaon

OTROS ANIMALES RELACIONADOS:

Lobo ibérico (Canis lupus signatus)

Perro salvaje asiático o dhole (Cuon alpinus)